Es peruana y misionera dominica del Rosario. Actualmente coordina a las dominicas apostólicas en América Latina y el Caribe, casi 6000 hermanas presentes en nuestro Continente. En este año dedicado a las hermanas creemos que su testimonio nos anima a escuchar la voz de Domingo de Guzmán presente en las mujeres dominicas, hermanas nuestras.

¿Qué te evoca la invitación que Jesús le hizo a María Magdalena?
Me evoca reconocimiento de la dignidad humana, valoración de la capacidad de la mujer, humanismo antes que legalismo, por lo que Jesús se sintió libre para invitarla a ser su discípula y sabemos que la discípula tiene la misión de anunciar la buena Nueva, que es revelada sólo a los elegidos.

¿Te identificas con esta gran figura de la mujer? ¿Por qué?
María Magdalena fue una mujer libre de prejuicios, y sobre todo libre para seguir abiertamente a su Maestro y hablar de sus encuentros con sencillez ..”he visto al Señor”. En ese sentido me identifico con Ella, estoy segura que Jesús nos sigue eligiendo a las mujeres como sus discípulas preferidas, para asumir con responsabilidad la misión de seguir trabajando por el Reino.

María Magdalena fue la primera Predicadora: hoy es mucho más evidente la predicación de los hombres. ¿Qué piensas de eso?
Si la Predicación la restringimos al templo, entonces queda como una misión sólo de frailes. Pero el campo de la Predicación es más amplia que el templo. Los grupos humanos no están sólo en el templo, están en el hogar, en las calles, en los hospitales, en las cárceles, en los mercados, etc. Entonces las mujeres Dominicas no tenemos disculpas para predicar, lo que nos hace falta es prepararnos para tan noble misión.

¿Qué les hace falta hacer a las mujeres religiosas para fomentar su ministerio de predicación?
Creo que es una cuestión de tomar en serio nuestra identidad cristiana y dominicana. Si hemos elegido asumir el Carisma Dominicano, entonces tenemos que ser mujeres preparadas para la Predicación, misión que debemos asumirla en primer lugar.

En tu experiencia, ¿cuáles son las contribuciones específicas que las Hermanas Dominicas pueden ofrecer a la misión de la predicación?
La contemplación femenina. Las mujeres contemplamos la realidad con un estilo diferente a los varones, ni mejor ni peor, simplemente diferente. La manera cómo la Magdalena sigue a Jesús es diferente a cómo lo seguía Pedro o Juan.

En muchos países las Hermanas Dominicas desarrollan caminos creativos de Predicación: ¿tienes algunos ejemplos en tu continente?
Sólo mencionaré alguna. Predicación desde el Arte. Ya en los orígenes de nuestra Orden el arte ha sido considerado un modo de predicación, ya que por su misma naturaleza surge del movimiento del Espíritu en nosotras, que desea ser brisa suave que nos permita vislumbrar algo del Misterio de Dios en la Historia.

HNA. Irene Diaz Peruana y misionera

Dominicos

“Revitalizar nuestra vocación de servidores de la Palabra con el desempeño apostólico de una función teológica creativa para el acompañamiento compasivo del pueblo”

Contacto

  • 2ª Calle 21-54, Zona 15, Vista Hermosa II
  • curia@dominicosca.com
  • (502) 2369-5952
  • http://www.dominicosca.com