Soy, Carlos Manuel Aldana Lima, guatemalteco, conocí la Orden por gracia de Dios. Desde muy niño mis papás y mis hermanas en el mes de octubre visitábamos a Nuestra Señora del Rosario. Un día fue la Primera Comunión de una amiga y sólo mis papás fueron a la misa, pero al regresar comentaron que el padre había realizado una predicación edificante y que él era muy amable. Así que a partir de ese momento iniciamos a ir a misa todos los domingos y a comprometernos en la vida y misión de la parroquia.

Actualmente, vivo en el Convento Santo Domingo de Guzmán en San Salvador, El Salvador, estoy estudiando el último año de teología y primero Dios este año haré mi profesión solemne. Realizo pastoral en la Iglesia El Rosario de San Salvador donde acompaño y facilito la formación humana, teológica-pastoral y dominicana de los diversos grupos y ministerios pastorales de la parroquia entre ellos: grupos juveniles, liturgia, catequesis, pastoral social, visita a enfermos, coros y radio.

Soy dominico primero porque Dios me ha llamado, porque Jesucristo me ha seducido y su vida me ha dejado inquieto, además por la sólida formación cristiana que recibí desde niño en mi hogar junto con mis hermanas y el testimonio de mi papá y mi mamá como un matrimonio ejemplar comprometido con la misión de la Iglesia. También soy dominico porque apuesto por la vida, por el hombre y la mujer, por la unidad de la Iglesia y porque me identifico con santo Domingo de Guzmán, el incansable buscador de la verdad y por su sed de llegar a todos los hombres y mujeres en especial los más necesitados de la Buena Nueva de Jesús. Ser dominico significa atreverse a dejarse sorprender por el Dios de la vida que cada día te llama a ser discípulo suyo y a transformar el odio por el amor, buscar la justicia como camino necesario para la paz y trabajar para que nuestro mundo verdaderamente sea según el Proyecto de Dios. Finalmente, ser dominico es atreverse a decir como nuestra Madre la Virgen María dijo al Señor: hágase en mí según tu Palabra, es siempre estar disponibles...

Fray Carlos Aldana Lima, Fraile estudiante IV año Guatemalteco, en el Salvador

Dominicos

“Revitalizar nuestra vocación de servidores de la Palabra con el desempeño apostólico de una función teológica creativa para el acompañamiento compasivo del pueblo”

Contacto

  • 2ª Calle 21-54, Zona 15, Vista Hermosa II
  • curia@dominicosca.com
  • (502) 2369-5952
  • http://www.dominicosca.com