Desde mi niñez tuve contacto con los frailes dominicos por ser alumno del colegio mixto Padre Betanzos que funciona en las ruinas del convento de los frailes en la Parroquia Santo Domingo, de esa época conocí al p. Manuel Menéndez, al p. José Santos Santos, al p. Gabino Zabalza, al p. José Luis Zapico Cueto, ya en esa época de oro del club de vóleibol santo Domingo estaba en plena juventud fray Ignacio de la Fuente Gutiérrez, así como un hermano muy cariñoso llamado Fray Amador Magdalena Martínez, durante la primaria teníamos clases de religión con los frailes, en especial recordamos a las maestras Angélica, María Monzón Corrales, Leticia como otras muchas que estaban integradas también a la vida parroquial.

Recibíamos clases niños y niñas separados en aulas y patios diferentes teníamos recreos por separado. En estos tiempos nos tocó vivir el terremoto de 1976 y el proceso de restauración de la Basílica y del mismo colegio. La fecha clave para conocer de lleno la Orden la colocaría con la llegada de tres frailes costarricenses, fray Nelson D. Castillo Valle como nuevo Prior del Convento, fray Alexis Céspedes Garbanzo y nuestro encargado directo de pastoral juvenil y vocacional fray Héctor Araya Madrigal a partir del mes de julio de 1983 se fueron dando cambios en la vida pastoral de la parroquia, teníamos un numeroso grupo juvenil, un consejo parroquial, en este año había concluido el priorato de fray Félix Munarriz Iriarte, durante el mes de febrero se realizaron diferentes encuentros de jóvenes en preparación a la visita del Papa Juan Pablo II, por primera vez a Guatemala y Centro América con un carácter festivo y de motivación vocacional.

En nuestro colegio comenzaron a realizar visitas de animación vocacional los seminaristas diocesanos y los salesianos, durante este tiempo de un año y medio también iniciamos proceso vocacional con la orden acompañados de los frailes jóvenes ya mencionados. Lo que permitió que se enviara a los primeros dos guatemaltecos: Roberto Castillo Girón y Sergio René Bran Molina a comienzos y mediados del año 1984 respectivamente mientras terminábamos los otros tres interesados nuestro último año de colegio. Después de insistir que me aceptaran con mis compañeros de promoción pude obtener la aprobación para ingresar con ellos el 9 de febrero de 1985 viajamos a Costa Rica para vivir nuestro Prenoviciado de un año en Heredia y estudiar el año Propedéutico en el ITAC.

Fray Alonso Molina, OP, Fraile Guatemalteco Estudiando Derecho Canonico en Nuestra Universidad Angelicum (Roma)

Dominicos

“Revitalizar nuestra vocación de servidores de la Palabra con el desempeño apostólico de una función teológica creativa para el acompañamiento compasivo del pueblo”

Contacto

  • 2ª Calle 21-54, Zona 15, Vista Hermosa II
  • curia@dominicosca.com
  • (502) 2369-5952
  • http://www.dominicosca.com