Cómo conocí a la Orden en mi pueblo Vila-Real, desde los nueve años, conociendo a las monjas dominicas, celebrando las fiestas del Rosario, en las que me llamaba la atención ver a santo Domingo a los pies de la Virgen, y viendo predicar a algunos frailes. Claro que ese fue un conocimiento más emotivo y superficial. Donde creo que conocí más a la Orden, fue en el noviciado, con el maestro fray Claudio Solano Latorre.

Mi vida y misión en la Provincia dominicana en Centroamérica: Llegué a finales de 1978, con el próposito de acompañar al pueblo nicaragüense en aquella coyuntura difícil, junto con fray Rafael Aragón y fray José Antonio Fernández, reuniéndonos en Managua con fray Domingo del Pilar y fray Valentín Llamera... Siempre he buscado ejercer el ministerio de la Palabra, sea en la Eucaristía, por la radio, en reuniones con laicos... También debo reconocer que agradezco el descubrimiento de la opción por los pobres y la capacidad de discernir, creo que como Jesús lo hizo, sobre la injusticia y la mentira de los poderosos, de lo cual a veces nos hacemos cómplices como Iglesia, queriendo o sin querer... Y echo en falta, eso sí, la oración litúrgica en comunidad...

¿Por qué soy dominico?: Creo sinceramente que por una vocación de Dios, que, aun con muchas dificultades y limitaciones, procuro vivir. Sí confieso que no he sido un buen dominico, como lo soñara de niño y adolescente, pero agradezco a Dios que mis propias imperfecciones hayan servido para despertar en mí el instinto de la misericordia... Lo que más disfruto actualmente, además de la Eucaristía y la Predicación, es la Confesión, que la veo como otra forma de Predicación.

FR. Manuel Batalla, OP, Fraile dominico Español en Costa Rica

Dominicos

“Revitalizar nuestra vocación de servidores de la Palabra con el desempeño apostólico de una función teológica creativa para el acompañamiento compasivo del pueblo”

Contacto

  • 2ª Calle 21-54, Zona 15, Vista Hermosa II
  • curia@dominicosca.com
  • (502) 2369-5952
  • http://www.dominicosca.com