Historiar la vida de una Provincia Dominicana como la de San Vicente Ferrer de Chiapas y Guatemala, no es tarea nada fácil. Aunque ya gran parte de esa labor la hicieron beneméritos cronistas y escritores, como Remesal, Jiménez, por sólo citar los más conocidos, cuyas obras conservamos plenamente publicadas. Sin embargo, además de que el trabajo de resumen de las obras de los mencionados autores ya es arduo, y que la etapa que cubren es la más primitiva, las etapas posteriores están poco estudiadas, y de las crónicas que sabemos que existieron, casi nada se conserva. La extinción que sufrió la Provincia, a principios del siglo pasado, afectó también a la riqueza de publicaciones que la Provincia produjo por varios años y de mano de muchos y buenos escritores. Las bibliotecas y archivos de los conventos fueron saqueados y su literatura dispersa y hoy casi perdida. Sólo podemos rastrear, por aquí y por allá. Ni siquiera contamos con una colección de las actas de sus Capítulos Provinciales que nos permita seguir la vida institucional de ella.

Pero, de todos modos, al nacer como viceprovincia, tenemos el reto de rescatar todo lo que podamos de nuestro pasado. Siempre la historia ha sido maestra de vida. Y el retorno al pasado ilumina nuestro presente y nos orienta en el caminar hacia delante. Por eso intentamos rescatar lo que podamos. Por lo menos queremos aportar por lo menos nuestro grano de arena, para que esa labor se siga de una manera más sistemática. En ese contexto, ofrecemos ahora este pequeño estudio que hemos hecho -muy rudimentario por cierto- sobre los capítulos provinciales celebrados en la Provincia, durante sus 278 años de vida, desde la fundación en 1551, hasta la extinción en 1829.

Remesal (1) nos reseña 31 capítulos provinciales, desde el de 1553 hasta el de 1609. De esos, uno, el primero, fue Capítulo constitutivo de la Provincia; los siguientes fueron: 15 capítulos provinciales electivos y 15 capítulos o congregaciones intermedias. Siguiendo su curso podemos conocer la historia de esos primeros 60 años de vida de la Provincia.

En los Capítulos provinciales electivos se eligieron a los quince provinciales que gobernaron la Provincia. De esos quince, sólo dos fueron reelegidos: el primero, Fr. Tomás de la Torre, nombrado por el Maestro de la Orden en 1551 y reelegido en 1564; y Fr. Juan de Castro, elegido en 1572 y reelegido en 1584, segundo período al que renunció antes de acabarlo, para dirigirse a fundar la Orden en Filipinas.

Los capítulos electivos se realizaban alternativamente, uno en el convento de Santo Domingo de Guatemala (hoy en ruinas en Antigua Guatemala), y otro en el convento de Santo Domingo de Ciudad Real (hoy convento de Santo Domingo en San Cristóbal de las Casas, en Chiapas, México). Eran los dos primeros conventos fundados en Guatemala y Chiapas, respectivamente, y los más importantes por su tamaño y el prestigio de ambas ciudades donde estaban ubicados. Fueron pronto prioratos y casas de estudio de la Provincia.

Como el cargo de provincial duraba ya entonces, igual que hoy, cuatro años, los capítulos provinciales electivos se celebraban rigurosamente cada cuatro años. Hay algunas excepciones, por razón de renuncia, de muerte u otro impedimento, que obligaba a adelantarlos, para llenar la vacante de provincial que se hubiera dado. Por ejemplo, el de 1587, adelantado casi medio año, por la vacante del provincial Juan de Castro; y el de 1607, adelantado también, en el que se eligió al P. Alonso García, por muerte de su antecesor inmediato Fr. Juan Manzano.

Los capítulos, congregaciones o juntas intermedias (todos esos nombres usan los cronistas), se realizaban a los dos años del provincialato, por tanto, cada cuatro años también. Su fecha cambiaba, si cambiaba la elección del provincial. Los siete primeros, desde el de 1558 hasta el de 1587, se celebraron en el convento de Santo Domingo de Cobán (hoy, Cobán, Alta Verapaz, Guatemala), por tratarse de un convento situado más o menos a medio camino, entre Guatemala y Ciudad Real, y el tercero en importancia entonces en la Provincia. Seis de ellos se celebraron en el convento de Sacapulas, en el actual departamento del Quiché de Guatemala; uno, el de 1595, en el convento de Santo Domingo de Chiapa (actual Chiapa de Corzo, en Chiapas, México), y otro, el de 1609, en el convento de Santo Domingo de Comitlán (actual Comitán de las Flores, en Chiapas, México).

Remesal nos ha dejado casi completa la lista de los definidores de todos esos capítulos, tanto de los electivos como de los intermedios. En cada capítulo se nombraban cuatro definidores, encargados de legislar, gobernar la Provincia y tomar decisiones, mientras duraba el Capítulo. Casi siempre ocupaban el puesto de definidores los priores o vicarios de los conventos y los maestros en teología o predicadores generales. También figuran desempeñando estos puestos varios ex provinciales. Como al principio el número de frailes era escaso, reaparecen muchas veces los mismos nombres. Así, algunos hasta en 8 oportunidades fueron definidores, como Fr. Alonso de Noreña por ejemplo. A medida que el número de frailes y conventos fue aumentando, van formando parte de los definitorios diferentes frailes de los distintos conventos y casas.

La Provincia tomó la costumbre de celebrar capítulos normalmente en el mes de enero. Salvo algunas excepciones, por muerte, renuncia u otra causa grave que obligara a cambiar las fechas. Los cronistas, casi siempre, señalaban la fecha de inicio del capítulo. Estas reuniones no duraban mucho tiempo, a lo más, dos semanas, según se deduce de algunas actas. Obligaban a desplazarse a varios frailes, y con las dificultades de transporte, propias de la época, se comprende la tendencia a buscar lugares céntricos, como Cobán, Sacapulas, Comitán, para hacer las reuniones intermedias, dejando Guatemala y Ciudad Real para los electivos. Aunque hubo una etapa, bastante larga, desde 1638 hasta 1751, más de un siglo, en que todos los capítulos, tanto electivos como intermedios, se realizaban sólo en el convento de Santo Domingo de Guatemala. De 1753 en adelante, hasta la división de la Provincia, en 1810, se vuelve a alternar otra vez entre Guatemala y Ciudad Real, como únicas sedes de los capítulos.
Se nota también la representatividad de todos los conventos, e incluso vicarías o casas, llevada por sus priores, vicarios u otros dignatarios.

• Fr.Vernor Rojas, O.P

Prior Provincial"

Dominicos

“Revitalizar nuestra vocación de servidores de la Palabra con el desempeño apostólico de una función teológica creativa para el acompañamiento compasivo del pueblo”

Contacto

  • 2ª Calle 21-54, Zona 15, Vista Hermosa II
  • curia@dominicosca.com
  • (502) 2369-5952
  • http://www.dominicosca.com